O pagamos antes, o Montoro nos la lía

Mientras el debate en la ciudad parece haberse trasladado a la iluminación navideña, todo un clásico en estas fechas, el ministro Montoro hace de El Grinch y amenaza con fastidiarnos las navidades.

No solo a Chiclana. Otros veintidós ayuntamientos con más de setenta y cinco mil habitantes habrían recibido una felicitación navideña muy especial desde el Ministerio de Hacienda: O mejoran el plazo en el que pagan a sus proveedores, o el Ayuntamiento verá retenida las transferencias de fondos de la Participación en los Ingresos del Estado.

Ese ingreso, junto a la Participación en los Tributos de la Comunidad Autónoma (PATRICA) y, por supuesto, el Impuesto de Bienes Inmuebles son los tres grandes pilares que tienen los ayuntamientos para financiar el funcionamiento de las ciudades. En el caso de Chiclana, el ingreso mensual que nos llega desde el Gobierno Central asciende a un millón trescientos mil euros y es esa la cantidad que nos sería retenida de no acortar el plazo de pago a proveedores.

Tal y como publica hoy Diario de Cádiz, desde el Ayuntamiento chiclanero se destaca el agujero que dejó la bajada del IBI, calificada de temeraria en múltiples ocasiones, como causa de éste y otros problemas, a la vez que se vuelve a hacer referencia a la “herencia recibida” y se recuerda que el equipo de gobierno puso en marcha un plan de saneamiento financiero.

Nosotros nos limitamos a dejaros la evolución del plazo medio de pago a proveedores desde enero de 2016 (92,96 días) hasta septiembre de 2017 (194,84 días). Las cifras han sido obtenidas de la propia web municipal.